Tilt test

La prueba de la camilla basculante, llamada en inglés «tilt test»

Examen cardiológico: ¿Qué es el tilt test?

Se indica principalmente a personas que sufren desmayos o fatigas, para evaluar el funcionamiento del sistema nervioso autónomo.

Ponerse de pie es un estrés para el cuerpo, ya que la cabeza adquiere mayor altura y la sangre tiende a bajar por el efecto de la fuerza de gravedad. Sin embargo, esto es compensado por el sistema nervioso autónomo, el que cuenta con mecanismos que -de forma rápida y eficaz- evitan que la presión que irriga el cerebro disminuya al adquirir la posición vertical.

Cuando este sistema no funciona bien, es posible que se presenten síntomas como mareos (presíncope), fatigas o desmayos (síncope). En estos casos, se indica como prueba diagnóstica el tilt test, un examen de inclinación corporal que consiste en registrar la respuesta de la presión arterial y la frecuencia cardiaca al cambio postural del cuerpo.

 

¿Cómo se realiza?

El paciente se recuesta en una camilla, a la que queda sujeto. Luego de un periodo de reposo, esta es levantada a un ángulo de 70°, donde se mantiene por un periodo determinado (hasta una hora).

En forma continua se monitorea la frecuencia cardíaca (FC) y presión arterial (PA). Si la frecuencia de las pulsaciones disminuye demasiado (bradicardia) o la presión arterial desciende en forma importante (hipotensión), es posible que se sientan mareos e incluso, que se produzca el cuadro de pérdida de conciencia que motivó el estudio. Ambas condiciones se manejan, generalmente, volviendo a la posición horizontal, y si esto no funciona, se aplican las medidas correspondientes para cada caso.

 

Camillas Basculantes CardioBlessing®

Diseñadas y construidas específicamente para el tilt test, donde se requiere una regulación posicional específica de 0, 70 y 90 grados.

EnglishDeutschPortuguêsEspañol